selección crítica
Imagen del asombro


Gonzalo Santonja (1993)

     He salido del estudio de Christian, habitaciones de maravilla y peldaños de sorpresa, prendido de un aforismo de Bergamín:

 

La oscuridad es temerosa:

 la luz tiembla al romperla.

 Porque la luz misma nace de un estremecimiento

 

     Así sucede, y se advierte enseguida, con el azaroso prodigio de sus papeles quemados, donde consigue pintar los aleteos del temblor, o con la sugerente alegría de su fantástica serie de bolsas, friso cabal de la realidad recreada desde el estremecimiento de la imaginación.

 

      El pintor verdadero piensa con los pinceles, y también, por supuesto, sueña con ellos. Y no le tiembla la mano. Lleno de inquietudes, le tiembla el corazón. Su arte, el arte de Christian Hugo, es un Arte del Temblor. Le agitan, libres, todos los vientos de la creación. Se presiente, por fortuna, que nunca dejará de crecer. Que así sea.

...clasped to one of Bergamin´s aphorisms:

          “Darkness is fearful:
          light trembles as it is broken.
          Because even light arises from tremblor".

     This is the way it happens, and it is noticed at once with the prodigy of his burnt paper-work, where he succeeds in painting the beating of tremblor´s wings.[ ]

     The true painter thinks through his paint-brushes and, of course, he dreams of them too. And his hand does not shake. Full of anxieties, it is his heart that tremblors. His art, Christian´s art, is the Art of Trembling. He is freely excited by all winds of creation. A presentiment is luckily had: he will never stop growing up.
So be it.

Gold womans. Papel quemado, 1990. 70x50 cm. Col particular
Black on Paper Bags. Serigrafía, 1995. 60x30 cm. (c/u) 100/100
Formas. Papel quemado, 1993. 25x35 cm. Col. particular
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.